viernes, 15 de febrero de 2008

A mi padre

Te fuiste, Patriarca, porque no quisiste estar.
Pisaste, soberano, tierras montañosas creyendo encontrar llanuras.
Viviste intenso y moriste pleno.
Quisiste cantar cuando nadie escuchaba y descansaste cuando no estabas, todavía, cansado.

Viviste...

Y dejaste en el camino huellas imborrables.
Nos quisiste, lo se. Nos quisiste, lo sentí.
Dejaste en el intento deberes sin hacer, besos que dar y visitas que cumplir.

Te fuiste, honrado, porque pensabas volver
aun sabiendo que el camino se borraba tras tus pasos.

Y te quise, aunque no supe demostrártelo.
Y me guardaré, resignado, los besos que eran tuyos,
los abrazos que, egoista, no te di.

Y aquí se queda mi arrepentimiento
y mis ilusiones futuras.

Pero también mi apellido, el tuyo, el nuestro.
Pero también el recuerdo, de tus chistes, de tus momentos
de tu manera de demostrar afecto
de tu manera de ser especial
de la forma de hacer que te quisiésemos.

Me quedo, enjuto, al mando de una nave que me queda grande
tripulando un apellido que hiciste tuyo,
que era tuyo....

Te fuiste, papá, porque no quisiste quedarte...

.

15 comentarios:

Blas de Lezo dijo...

Se fue, si, pero estará donde tu lo tengas,
quiza sea en el corazón, seguro que así será,
quizá odies la sinrazón de la propia y eterna razón
de esa dictadura mortal que soyuzga la vida real
la que pone límite, la que nada respeta
nada mas que su maldita voluntad.

Tu dolor es solo tuyo
nadie podrá arrebatarlo de alli donde navegas,
pero navegamos próximos, prestos a lo que demandes, el cabo, el remolque, la sal que alegre la travesia que llevas.

Un abrazo, y desde mi cuebierta solo decirte que nada fue inutil y que todo valió.

Un abrazo, Blas

Javi Yeye dijo...

Más que nunca quiero compartir y participar con un comentario. No te sientas arrepentido de nada de lo que no le hayas demostrado, ni pienses que no supiste hacerlo, porque la mejor manera de demostrarle que lo quisiste y lo quieres es siendo la magnífica persona que eres. Estoy convencido que tu padre tiene que estar orgullosísimo de haberte cedido su apellido. Y estoy seguro que ese apellido y esa nave a la que tú dices que te quedas tripulando, navegara perfectamente y con buen rumbo a manos de una enorme persona y mejor amigo como lo eres tú.
Un abrazo enorme para ti y para todos los tuyos.
Javi

Anónimo dijo...

Desde la lejanía siempre obligada, un beso y un abrazo casi tan grandes como tu enorme corazón...

Que la vida, aunque con sus inevitables baches, siempre te sonría....

Besos.
T.N.

Anónimo dijo...

Ante la transcedencia de la muerte, cualquier actitud terreral nos parece una banalidad. Por eso miramos hacia atrás y nos arrependimos de haber dado importancia a cosas que ahora,tras la perdida, carecen de ella.
Es inevitable que el arrepentieminto vaya siempre unido a la pérdida, somos humanos.
Le quisiste y el lo supo, no lo dudes, igual que tu sentiste que él te queria.
Verás como con el tiempo eso que sientes y que ahora casi ahoga, desaparece y en el recuerdo, crece un sentimiento en ternura y cariño hacia tu padre, que permanecerá vivo en ti.

Un abrazo de todo corazón

Lúcida dijo...

Nada se puede hacer contra lo inevitable mas que llenar el corazón de momentos vividos y hacer que perduren.
Un abrazo

Punisher dijo...

Estoy convencido de que "Tío" se dio cuenta tarde de que llevaba 40 años equivocado. Demasiado tarde.

Y aún así lo considero afortunado por tener a su lado durante esas 4 décadas a una persona con un corazón enorme que lo supo querer a pesar de su error.

Un abrazo enorme.

Raul dijo...

Es francamente bonito lo que has escrito.

Anónimo dijo...

Dulce soledad al final de la vida.
Esperanza de un descanso plácido e infinito.
Evocando recuerdos que desbordan los sentimientos, y las lágrimas inundan los ojos de los seres queridos.
Una vez más, el ciclo vital esperado desde el nacimiento, causa rechazo y tristeza cuando el cambio de estado material se consuma.
Pero no olvides amigo, que el ciclo sigue sin detenerse, porque desde siempre somos... polvo de estrellas.

"Bisogna essere duri senza may perdere la ternenza"

AnA dijo...

Por mucho que protestásemos todos por cosas así... nunca nos quedaríamos suficientemente calmados.

Es curioso cómo afecta lo de la pérdida. De repente, muere también un trocito de ti, te amenazan los recuerdos y la desazón se apodera de tu rutina.

No es sólo un tópico eso de que el tiempo, el devenir de los mares, es un buen remedio pero la paciencia, créeme, todo un horror y reto.

Pero eres fuerte, tienes que serlo. Cuídate. Un beso enorme.

SOMMER dijo...

Muchas gracias a todos vosotros por vuestras palabras de apoyo. Así es todo mucho más fácil.

puchita dijo...

No eres ya un tripulante con su apellido, eres el capitán. Y un capitán que ha demostrado que sabe gobernar una gran nave. Nadie mejor que tú para asumir esa responsabilidad. No tengo dudas de que tu padre pensaba y, donde esté, piensa lo mismo.
Y los que aún quedamos aquí estamos muy orgullosos de que tanto él como tú forméis parte de nuestras vidas y que los valores "Sommer" se vayan transmitiendo a esas "dos sommerinos" a los que seguro desarrollaréis como personas tan grandes como vosotros.

pichi dijo...

Se ha acabado una etapa en nuestras vidas.A partir de ahora debemos seguir adelante sin el.Como es natural la sensación de pena se ira diluyendo y quedara el recuerdo que es lo mejor.De lo que tenéis que estar orgullosos es de pensar que vuestro padre os ha tenido plenamente a su lado hasta el final y que donde este estará orgulloso de tener esos tres soles que tuvo como hijos.Un beso muy fuerte y animo.Pichi

Pato dijo...

Hermoso !!
Mi Pa sí quería irse , tenía prisa por irse y yo no estaba con él , fuí la única hija que No estaba con él , no me esperó .
Lo extraño mucho , era mi amigo , mi confidente , mi complice !
Era mi PA !

la chica maravilla dijo...

Bello poema sí señor.
Te devuelvo la visita aunque me suena que pasé antes por aquí sin prestar demasiada atención, en una de esos momentos en los que solo se divaga. Lo siento porque hoy, con un poco más de tiempo e interés descubro una forma de escribir bien linda, sí, sr. Sommer.
Hermoso poema.
Gracias por pasarte por mi blog.
Saludos

elle dijo...

nada que estoy de un lloron que no veas..me has emocionado mucho
besos