miércoles, 6 de febrero de 2008

Cerler

Con los esquís en la mochila y el cosquilleo de la emoción en los bolsillos esperamos el fin del juicio que completara nuestro equipo. No queríamos ser cinco, sino seis.

Varios cientos de metros cúbicos de asfalto eran nuestro freno y el Ciria nuestro destino, justó al pié de las montañas con sombrero blanco.



Llegamos y compartimos cena, en contra del Benasqueño gay que danzaba entre menús. Dormimos y soñamos, pies inquietos, corazones acelerados....

Y llegó Cerler, nieve y sol, y llegó Cerler verde y blanco, y llegó Cerler viento y frío, y llegó Cerler Abeto y piedra, y llego Cerler justo cuando todos queríamos que llegara.

Y subimos y bajamos, y volvimos a bajar. Disfrutamos y bailamos al son de la nieve, refrescamos nuestros anhelos al frío de la montaña y giramos en nuestros esquís dibujando caprichosos contornos.




Mientras dormía Cerler, Benasque reponía energías al ritmo de góndola veneciana.

Del gesto de capitan del Ciria nos aprovechamos para compartir más si cabe. Alcoba y aseo, sin mariconadas, eso si. y pudimos ser seis en lugar de tres más tres.

Y volvió Cerler, mas gris que el dìa anterior pero igual de blanco. Y volvió Cerler cuando todos queríamos que volviera. Y volvimos a danzar deslizando, y volvimos a reir danzando, y volvimos a deslizar riendo.

Con sopa de cebolla, parrilla y Somontano nos recibió Benasque y nos despidió a la mañana siguiente con Bacon y Donuts. Era nuestro último día y caprichosa la estación lloró nieve por nuestra despedida. Y allí estábamos limpiando con nuestros esquís las lágrimas de nieve recien caidas. Y Javi, Jandro, Tomás, Iván, Carlos y Kike disfrutando de cada metro, de cada giro, de cada remonte, de cada relieve...

Y se fué Cerler entre riscos y montañas escarpadas, pero volverá...

4 comentarios:

lúcida dijo...

Deduzco por esas fotos y tu forma de describirlo que debió ser una escapada genial... me alegro.

Blas de Lezo dijo...

No esquío pero me has convencido.

Blas

Javi Yeye dijo...

En esas fotos tendría que estar yo. Pero ten por seguro que el año que viene no fallo. QUE ENVIDIA!!!!!!!!!!!!!!!!!..................sana, no vayamos a pensar.

Romeo dijo...

Querido Quique, queridos amigos, ha sido mi segundo viaje de esquí a cerler (y muchos a otras estaciones)en el apasionante mundo de la nieve y este ha salido a pedir de boca, y nunca mejor dicho porque menudas jornadas gastronómicas nos hemos metido....gracias a la gastronomía del valle de Benasque... la verdad es que es una estación muy completa y cada año que pasa la van mejorando, para mi ya está en el ranking de las mejores de españa. Espero que haya muchos mas y sobre todo en tan buena compañia, así que no os preocupeis amigos, porque el proximo año en estas fechas os empezaré a poner la miel en los labios con propuestas de viaje. Gracias por vuestra grata compañia.cc