martes, 25 de marzo de 2008

Haruki Murakami

Cuando a mis manos llegó Tokio Blues, Norwegian wood no imaginaba encontrarme lo que me encontré. La sencillez con la que escribe hace que la lectura sea fácil. Expresivo y puntilloso hace del relato un arte.

La historia desgarradora, conmovedora, sarcástica. El amor en estado puro, la vida y sus complejidades, la muerte y la risa todo junto.


Si cierro los ojos puedo escuchar a Reiko tocar una y otra vez con la guitarra esta canción.

Quizá sea mejor transcribir lo que dijo Rodrigo Fresán en el PAIS "Advertencia: Murakami -al igual que los Beatles- produce adicción, provoca numerosos efectos secundarios y su modo de narrar tiene algo de hipnótico y opiáceo".

He leido pocos libros que me hayan gustado tanto.

25 comentarios:

EVA dijo...

Ey! Yo me lo leí hace unos meses y mi santo se lo terminó justo ayer. A mí me gustó muchísimo. Es típico japonés, sencillo, lento, tranquilo... al principio parece que no cuente nada pero poco a poco y sin darte cuenta te ha metido de lleno en la historia, te atrapa y ya no puedes salir. Y encima con banda sonora, como todos sus libros. Has leído Al sur de la frontera al oeste del sol? En este la banda sonora es el jazz. Es algo distinto a Tokio Blues, a mí no me gustó tanto, quizá porque con Tokio el autor dejó el listón muy alto, pero aún así merece la pena leerlo.

laumoma dijo...

Provocará muchos efectos secundarios, pero necesitaba el titulo de un libro para leer y ya lo tengo. (bueno uno no, dos)

Saludos

Sese dijo...

Me encuentro en plena lectura de otro libro de Haruki Murakami y su lectura me está sorprendiendo gratamente. Catalogaría Kafka en la orilla (así se llama el libro) como de aquellas lecturas que me sorprenden. De momento me quedo con el sutil sentido del humor. La semana que viene postearé una vez acabada la lectura.
Gracias por tus consejos, ya tengo futuras lecturas
Un saludo

Jeanne dijo...

Supongo que cuando tanta gente coinicide en algo, deben tener razón, y la mejor forma de saberlo es...

Leyendo.

Lo apunto a mi lista de pendientes ;-)

Ophir Alviárez dijo...

Habrá que leer. Gracias por la visita, estoy por aquí.

OA

SOMMER dijo...

Hola Eva, este libro ha sido mi primera toma de contacto con Murakami, pero seguro que no es la última.

Abrazos.

SOMMER dijo...

Hola Laumoma. Seguro que no te arrepientes de leerlos.
Ya me contarás

Saludos

SOMMER dijo...

Hola Sese, es cierto que tiene un sentido del humor extraordinario. Tokio Blues también es así.

Gracias por tu visita.

SOMMER dijo...

Jeanne ya lo sabes, a leer ¡¡¡¡

Abrazos

SOMMER dijo...

Hola Ophir gracias a ti por tus visitas y por tus comentarios, como le dije a laumoma, seguro que no te arrepientes de leerlo.

Abrazos españoles

Lúcida dijo...

Anotado queda.
Gracias

Mario M. Relaño dijo...

¿Sabes? Este libro estuvo en mis manos varias veces y por no tener referencias, nunca lo leí.
Es bueno conocer a alguien que lo ha leido y le fascinó.
Gracias por decirlo. Tomo nota.
Un abrazo

Jorge dijo...

Hola, realmente no se mucho del autor, empecé a leer "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" desafortunadamente no lo terminé de leer, pero el autor mezcla la fantasía con sucesos extravagantes. No se si así sea en todos sus libros. Por cierto me gusta escuchar la música de los Beatles. Un saludo

SOMMER dijo...

Lúcida, se que lo leerás y no te arrepetirás.
Besos

SOMMER dijo...

Hola Mario, bienvenido.
Yo te animo a su lectura. Seguro que no te deja indiferente.
Saludos

SOMMER dijo...

Hola Jorge. Tengo alguna referencia del autor y no todos sus libros son así de sencillos. Es un autor bastante extravagante y su lectura es a veces complicada.
De todos modos este libro no tiene absolutamente nada que ver con el que tu comentas.
Anímate a leer este. Verás que te gusta.
Saludos españoles

Ana Belio dijo...

Tengo en cuenta la recomendación, es del tipo de lecturas que me gustan.

Un beso.

Sese dijo...

Escribo de nuevo en esta entrada para informar a quien interese que en nuestro blog he colgado un post comentando mis sensaciones tras leer Kafka en la orilla (también de Haruki Morakami)
http://embolica.blogspot.com/
un saludo y gracias

SOMMER dijo...

Hola Ana Belio, pues ya me comentarás cuando lo termines, que seguro es pronto porque es de los que enganchan

Besos

SOMMER dijo...

Hola Sese, como todo tu blog, muy interesante tu reflexión sobre Kafka en la orilla.
Lo leeré, pues no lo he hecho.

Abrazos

Hache dijo...

Totalmente de acuerdo. Es adictivo. Pero tiene altibajos, no es constante.

Veo que también hablas de Seda ... me gusta, mucho mucho.

jimena entre cuadernos dijo...

Baricco y Murakami!! no me puedo creer que no sea la única!. Adictivos los dos...tanto como el reir o el llorar. Leí todo lo que tienen publicado por culpa de un amigo que me regaló Seda.

SOMMER dijo...

Hache: yo sólo he leído Tokio Blues, por eso no puedo hablar demasiado de Murakami. Desde luego, yo en este libro, no he visto altibajos por ningún lado.
Besos

Jimena: ya ves, somos muchos los que compartimos la pasión por los libros, y a mi esos dos me han marcado, en un sentido o en otro.
Besos

Sese dijo...

Con un poco de retraso puedo convenir contigo en la valoración de esta lectura. Totalmente recomendable obra de un autor que espero seguir leyendo para acabar de entender esas extravagancias que a veces se me escapan. En embolica que fa blog hoy he colgado un post al respecto

Un saludo

momo dijo...

Hola paisano. acabo de llegar del curro, y confieso que pocos comentarios me han gustado tanto como este tuyo, y la firma?
es fantástico.Lo cierto es que el chico de la parada, es bastante más flacucho que tú, seguro que no estarias en Opera enfrente del teatro real, que es ahi donde está esa parada(en Madrid)
pero que de conexiones hay, eres un escorpión y has buceado en una entrada como sólo un "agua" sabe hacerlo.
Y ahora está Tokio Blues, yo me quedé enganchada con el personaje de Reiko, que un dia hace Crak y se rompe por dentro, pero tiene un espiritu tan generoso que es capaz de levantar el vuelo, cuando cree que lo que tenia que hacer por los demás ya lo ha hecho.
Me gusta mucho haberte encontrado en mi puente, y voy a seguir leyéndote.
Un besín.
TALUEGUÍNNN