miércoles, 16 de enero de 2008

El hijo de mi amigo gay...

Así se titulaba un reportaje que leí ayer por Internet.
Posturas distintas para un mismo ¿problema?. ¿Somos o no somos un pais laico, libre, moderno, avanzado, progresista?
Conozco posiciones de todos los tipos:
- “estoy a favor del matrimonio gay, pero mi hijo prefiero que no lo sea”.... (como dirían los antiguos que quieren ser modernos, pero no saben cómo se consigue).
- “ser maricón es una enfermedad, como otra cualquiera” (si no que se lo digan al Arzobispo de Tenerife)
- “los gays son personas y tienen todos los derechos y deberes, y como tal pueden casarse y adoptar hijos como cualquier heterosexual” (esta es mía, lo siento)
- “cada uno que haga lo que quiera, pero la unión de un hombre y un hombre no puede nunca llamarse matrimonio” (la Iglesia, siempre la Iglesia....)
- “yo tengo un amigo gay y es una persona normal” (como si tuviera algo que ver la anormalidad con su tendencia sexual)
Luego está la postura de la Iglesia, retrógrada, clasicista y antigua, que no merece ni mi respeto ni mi crítica, es sólo eso, la postura de la Iglesia. Y la de otros muchos que no saben cómo posicionarse. No les molestan los gays, pero tampoco les gustan, y cuando hay tertulias de este tipo se mantienen al margen.

Ayer leí la entrevista al niño que había sido adoptado hace unos años por un matrimonio gay. Tenía dos “papás” y estaba encantado. Tenía cinco años y una novia en el cole. Comía por la boca y cagaba por el culo. No llevaba plumas en el cuello, sino una bufanda, como todos los niños. Simplemente, tenía dos papás....

6 comentarios:

Irene dijo...

Yo muchas veces he hablado de este tema con mis amig@s, y sinceramente no sé cual es mi postura. Tengo amigos gays, y son como cualquier persona, en absoluto pienso que estén enfermos; que pueden casarse? Enhorabuena y que sean muy felices. Pero adoptar?? Ahi ya no estoy tan de acuerdo. Considero que la sociedad aun no esta preparada para aceptar este tipo de familias. Como mujer, creo que la figura materna es muy importante, pero a veces hay mujeres que la verdad, mejor que no sean fertiles, porque es vergonzoso; conozco parejas de gays que estan muy centrados, y que hacen una vida completamente normal; pero pienso en ese niño adoptado con dos papás, las burlas en el colegio, la discriminación en la adolescencia... Es ese aspecto de adoptar, no estoy del todo de acuerdo.

lúcida dijo...

A mi la verdad es que me da igual la tendencia sexual de cada uno. Que se case quien quiera... si pueden, que tengan hijos biológicos, quien no pueda, que los adopte. Creo sinceramente que cualquier niño necesita un hogar y cariño de unos padres, da igual a lo que se dediquen, su sexo, raza o religión, lo importante es que crezca como persona y que pueda contar con ellos siempre.
A mi me parece bien que cualquier persona quiera formar una familia, y no sólo deberíamos mirar lo bien o mal que se desarrollan lo niños en un ambiente gay... deberíamos preocuparnos del desarrollo de todos los niños en cualquier tipo de familia.

Javi Yeye dijo...

Mi postura ante este tema es muy cercana a la de Irene. Acepto, y es más, exijo, que dentro de un orden cada uno haga lo que quiera con su vida sexual y con la que no es sexual. Me parece totalmente justo que si dos personas deciden compartir toda una vida juntos se casen independientemente de si son hombres o mujeres. Ahora el tema de adoptar ya me parece totalmente distinto, ya que ahí ya no es lo que ellos quieren y deciden, sino que están decidiendo por una tercera persona la cual es dicho niño/a adoptado/a. Considero, y quizás esté equivocado, pero es mi humilde opinión, que para la correcta educación de un niño/a es necesaria la presencia de un padre y una madre. Un padre que tenga la voz de mando, la cual perdió la madre debido a que por un exceso de confianza y roce con sus hijos, estos le perdieron un poco de respeto. Y una madre la cual tiene ese sexto sentido inexplicable pero existente. Y es más, quizás sea por mi condición de varón y por eso que se dice que nosotros tiramos más hacia las madres, pero creo que un padre es mucho mas sustituible que una madre. Y me explico. Creo que todo el mundo quiere por igual a sus padres, pero el 90% de lo que te da un padre lo puede realizar una madre. Pero lo que da una madre, es insustituible por nadie. De ahí que……… “madre, no hay más que una”.

SOMMER dijo...

Mis queridos amigos, es difícil generalizar, pero está claro que lo importante es la educación y el cariño que le puedas dar. ¿Qué mas da que sea un hombre o una mujer quien lo dé?
YO estoy más cercano a Lúcida, sinceramente lo importante es un hogar, y un hogar lo componen personas, no sexos...

puchita dijo...

Hay un punto importante que se le suele escapar a todo el mundo cuando se plantea el debate de sí o no a la adopción por parte de parejas gays, y es que se nos olvida que los niños susceptibles de ser adoptados no son niños a los que se les haga salir de una familia normal, con un buen ambiente y con un futuro más o menos asegurado. Son niños que están en un orfanato, sin perspectivas de futuro, con la soledad garantizada y sin ninguna referencia familiar. No digo con ello que lo ideal sea tener dos padres o dos madres. Pero lo ideal tampoco es tener una padre y una madre que no se quieren, que uno le pega al otro, que no se respetan... y a este tipo de parejas sí les conceden niños en adopción. Yo, sinceramente, prefiero vivir con una familia formada por una pareja (del tipo que sea) que se quiera y que me quieran, que tengan objetivos comunes, vivir en un ambiente tranquilo y equilibrado, antes que un orfanato.

Anónimo dijo...

God
Abhors
You