jueves, 23 de octubre de 2008

Sebastian Romero (7)

El Dr. Durán tuvo a bien interrumpir el nocturno de Chopin, lo que, en otras circunstancias hubiese sido suficiente para escupirle los zapatos, pero en ese momento, incomprensiblemente sólo me fastidió.

- Sebastián, háblame de amor ¿has amado a alguna mujer?
- Joder Dr. Durán. Ya vuelve usted con las mariconadas.
- Venga Sebastián, por favor, hazme caso. Habla.
- En fin... Sólo he amado a una mujer en mi vida y creo que nunca existirá nadie como ella.
- ¿Por qué no estáis juntos?
- No era perfecta.
- Por Dios Sebastian, nadie es perfecto. ¿Echas algo de menos de ella?
- Echo de menos la manera en que me miraba mientras yo desayunaba. Extraño su voz cuando cantaba a Rafaela Carrá bajo la ducha. El ruido disimulado de sus tacones en el parquet de madrugada. La forma de quitarse los pendientes y de ponerse un collar. Cuando colocaba su lacio pelo detrás de sus perfectas orejas. Echo de menos sus estornudos después de llegar a un orgasmo, el olor a Nenuco de su cuello y la suave textura de su bruna piel.
Echo de menos la dulzura con la que me masajeaba los hombros, lo mal que sabían sus huevos fritos y lo que me molestaba sentir sus pies frios bajo la cama. Echo de menos sus besos, sus zalamerías y sus enfados. Echo de menos sus arrebatos de mimos cuando me comía sus horrorosas lentejas avinagradas. Echo de menos sus lágrimas al ver Love Story y su hortera gorro de lana verde. Añoro el tacto de sus calcetines en agosto y el bikini rojo que poco tapaba.
Por lo demás no me acuerdo de ella....
- ¿Que pasó? ¿Por que lo dejásteis?
- La maté...
- Sebastián, por Dios. Estoy hablando en serio. Si quieres que te ayude, no puedes mentirme.
- Dr. Durán, ha terminado mi turno.
- Podemos alargar la terapia cinco minutos. No hemos terminado.
- Por hoy si Dr. Durán, por hoy si....

29 comentarios:

Juanjo dijo...

Vaya por Dios, hombre. Mira que matar a la mujer perfecta. Loco, estaba loco.

Muy bueno el relato.

Sendieva dijo...

jajaja qué bueno, ya sabes el hombre somos un animal de constumbres... jajaja

Besos.

Armida Leticia dijo...

Yo creo que esa mujer era buena p'al petate, pero mala p'al metate...por eso la mató. que bueno volver a saber algo de Sebastián.

Saludos desde México.

Lena dijo...

Jajajajaja!

La primera vez en la historia que se alarga una sesión a pedido del terapista!

Qué bueno, Sommer!

Quiero más!

Un beso!

contrahecho dijo...

Es bueno sommer y me encanta eso de "por lo demás, no me acuerdo de ella" jajaja.
Un abrazo, colega.

Lúcida dijo...

Que la mató?
Joder Sommer, ya me empieza a dar miedo este Sebastián.

BIRA dijo...

Justo cuando llegábamos a lo mejor se termina la sesión! Habrá que estar atentos y no perderse el resto...

SOMMER dijo...

Juanjo: a la mujer perfecta o la matas o la encierras en una probeta para analizar (y al hombre perfecto también eh, que conste en acta).

Sendieva: El hombre es un animal, no se si de costumbres o no. Pero animal al fin y al cabo.

Armida Leticia: Por la descripción la mujer era cuando menos interesante. ¿O no?

Lena: llegarán más capítulos. Supongo....

Contraecho: es que este Sebastián es genial el jodio. Yo me río mucho con él.

Lúcida: Sebastián es un loco paranoico. Nunca se sabe por dónde va a salir.

Bira: To be Continued....

Besos a todos.

Belén dijo...

Nornal que haya terminado... justo cuando se pone interesante ;)

Besos

Suel dijo...

Ya hechaba de menos a Sebastian, y menudo regreso por la puerta grande! Me has dejado con ganas de saber más de esa mujer sin dotes culinarias y de ese crimen, sea real o metaforico.
¿Para cuando tiene la próxima cita Sebastian?

yoyoyo dijo...

a mi me interrumpen el Nocturno del polaco y algo más que escupirle en los zapatos hago. Escribes muy bien Sommer

Alfonso dijo...

Ummm, la mató y el Dr. no se lo toma en serio, no lo cree.
Como nos pasa a todos, que hasta que nos plantan el cadáver de una mujer muerta en el rellano de casa no nos creemos que pasa.
Lo digo porque pasó hace unos días, aquí en Jerez. La segunda mujer muerta por su marido.

Jeanne dijo...

Sebastian, sabes de sobra que no la mataste, ni tu te lo crees y no vas a conseguir engañar al Dr. Durán.

Te dejó
te abandonó

...nunca la esperabas para desayunar,
pensaba que odiabas a ...
...Rafaela Carrá
....sus estornudos....
...el ruido de sus tacones
...su olor de Nenuco
.......

Te dejó, Sebastián, porque nunca le dijiste que la amabas,
nunca jamás lo hiciste.

Ella esperó y esperó
y un día dejó de esperar,
se fue para siempre..

...mataste su amor
pero no la mataste a ella...

Cat's dijo...

La maté porque era mia, no?

eso me hace acordar a uno que estranguló un pollito de la ternura que le produjo.juas!!
ainsss es que a veces no controlamos las emociones y está claro que al Sebas, se le fué de las manos.

Genín dijo...

Que pena que la matara...
¡Con lo rica que estaba! ¿No?
Salud

CRIS dijo...

Ains.. que a veces no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos, a veces nos cargamos una relación por un detalle tonto, cuando realmente lo que importaba era ese olor y esa voz, y esa mirada...
¿de verdad la mato? ains, noo...

besos vivitos!!

SOMMER dijo...

Belén: es que Sebastián es un cabrón...

Suel: todo llegará. Pronto.

yoyoyo: gracias por tus palabras exageradamente cariñosas.

Alfonso: ese es otro problema. Supongo que el Dr. Durán conoce demasiado bien a Sebastián Romero como para creerle capaz de matar a alguien. No se....

Jeanne: es una posibilidad, pero no la única. Quien sabe lo que pasará.

Cat,s: es que el pollito era un provocador....

Genin: eso mismo pienso yo. Menudo gilipollas.

Cris: la solución, en el próximo capítulo.

Besos a todos

Eria.. dijo...

Me he leido los siete post de Sebastián Romero... y me parece realmente interesante, je je, éste último post.. engancha. Besitos varios.

Jorge dijo...

Buena narración, también he leido las 7, y dejas esa sensación de que la próxima será aún más interesante.Saludos

ilu dijo...

A mi me parece precioso que recuerde lo que recuerda de ella.
Es que son esas cosas, las que parecen pequeñas las que no se olvidan. A lo mejor olvidamos los grandes gestos pero nunca como se coloca el pelo detrás de las orejas.

Un beso

Lúa dijo...

jajajaja!.. Oye, oye.. que yo quiero desenlace para saber qué ocurrió!!.. Me ha encantado el texto! Un beso!

Silvia dijo...

Quizás hubiera deseado matarla, aunque no lo hiciera.
Ella le hizo darse cuenta de que es capaz de amar lo imperfecto, como el resto de mortales y puede que le pique.
Echaba de menos al bueno de Sebastián, casi tanto como él a su mujer imperfecta.
Un abrazo

digler dijo...

se tomó a pecho ese de acabar con la perfección...

buen relato

Bolero dijo...

Joer con esto del sicologo, siemrpe se acaba la sesión en lo mejor
muakkkkkkkkkkkk

en serio la mato????

Maria Cristina dijo...

espero el siguiente capitulo porque con este quede impresionada de veras, saludos para ti y un gran inicio de semana

toronterobull dijo...

mientras leía el post estaba escuchando en youtube, "la fuerza del destino" de Mecano.. en la parte que dice .."oh, oh, oh, oh, oh,oh ,oh ,oh ,...quiero estar junto a ti."... y pensaba... si sintiese algo por alguien como la del relato..le cantaría eso.,.
un saludo

La Garvin's Band dijo...

Muy bueno, me ha encantao, si señor, no digo más, porque cualquier añadido sería empañar lo que quiero decir y es que me ha encantado de verdad.

ELECTRA dijo...

de verdad la mato?
me encanta tu personaje, es muy muy bueno

Σ=o) Pau dijo...

Me quedan dos sensaciones... una o la mató de verdad o mató el ideal que tenía él de ella y la hizo humana a la altura de sus deseos por eso tuvo miedo y se alejó.

Haces que los cuentos cortos, sean demasiados cortos porque te quedas con gusto a poco!!!! ;)

besos ronroneados en mi abrazo