miércoles, 9 de julio de 2008

Sebastián Romero (6)

- Señor Romero, pase por favor.

La voz de la enfermera me devolvió a la realidad mientras soñaba con volar sin avión. La consulta estaba recién pintada y todavía el olor a pintura lo impregnaba todo.

- ¿Cómo estás cariño? – soltó como siempre la gorda enfermera.
- Yo no soy tu cariño y por cierto, a ver si adelgazas que da pena mirarte.
- Buenooooo, cómo venimos hoy.... Túmbate ahí y espera a que venga el Dr. Durán. Hoy me parece que tendrá más trabajo del habitual contigo.

El Dr. Durán es un tipo afable, en cierto modo agradable al trato, pero chulo y prepotente. Dice que estudió psiquiatría porque sus padres estaban locos. A mi me parece que el que está más loco de todos es él. Pronto apareció por el despacho.

- Hombre Sebastián, el lunes no apareciste ¿dónde estabas?
- Todavía no se que hago hoy aquí, así que no me toque usted los huevos o me voy.
- ¿Estás tomando las pastillas que te di?
- Todas las mañanas según me levanto, con un Macallan 18 años doble.
- Bueno lo importante es que las tomes, lo de menos es con qué.
- Estoy harto de tomar esas pastillas.
- Hace semanas que no hablamos de tu pasado. Háblame de tu madre.
- Vamos a ver, Dr. Durán, si quiere conocer la vida de mi madre hágale a ella el psicoanálisis y de paso me hace a mi un favor. A este paso le acusaré de cohecho por aceptar mis billetes a cambio de nada, de sedición por volar mi paz interior, o de prevariación por decir que soy psicópata. Eso si es capaz de convencerme en qué fase iter creminis estamos.
- Vaya, creo que hoy no va a ser fácil hablar.
- Si quiere hacerme entrar en razón hágalo de otra manera. Ahora cállese y escuche el hilo musical de su consulta. Estoy convencido de que ni siquiera sabe donde nació Chopin, o en qué año compuso el nocturno que está sonando ahora. Joder, así no hay forma de entenderse.... Calle y escuche, analfabeto....
Afortunadamente me dejó cerrar los ojos y durante cinco minutos disfruté al máximo del genio polaco...

45 comentarios:

istharb dijo...

Vaya con Sebastian!! Que caracter!!!

Creo que no es justo que nadie trate a nadie como un idiota, como le trataban a Sebastian. Pero tampoco creo que lo sea, que él trate mal a los demás

Un beso

Sheila dijo...

Vamos hombre para que vas si no cooperas

Genín dijo...

jajajaja Sebastian es un tío cojonudo y está bastante menos loco que yo...jajaja
Salud

Alfonso dijo...

¿Qué escucharía en esos cinco minutos? ¿el vals del minuto cinco veces? Creo que se pondría peor de los nervios. jjj

Lúcida dijo...

Bueno, bueno con este Sebastian, una cosa es la sinceridad y otra ir a la yugular. Pero desde luego hay que reconocer que tiene un gusto estupendo para la música.
Ya se le echaba de menos.

Besos

dintel dijo...

Qué ganas de tomarme un Macallan...

Cris dijo...

Madre mia.. qué día tenía no? Me parece muy bien que suelte y no se quede dentro las frustraciones... pero le diría que sin ofender... no hay por qué insultar... no?? Un sonrisa le sentaría mejor...
Lo que si me parece bien es eso, que no hace falta siempre hablar... sentémonos juntos a escuchar una linda canción, cogámosnos de la mano en silencio... o miremos juntos por una ventana... Creo que muchas veces no hay mayor terapia que una buena compañía, mas que las palabras mas "expertas".
Besos cantados!

BIRA dijo...

Este Sebastián podría ser primo mío... jajaja. Eso sí, sólo en días puntuales, eh!
Besos Sommer!

Cat's dijo...

a ver si va a ser verdad esto de que la música amansa a las fieras... mas si es musiquita como esa, aunque viendo el panorama, mejor que ni siquiera se hubiera levantado de la cama... en su lugar seguiría volando sin aviones.

qué culpa tiene la gordita???????

Chela dijo...

Gracias por visitarme, sobre después de que he estado un poco "descolgada" de la blogosfera y os he visitado poco o nada durante el mes de junio...

Sebastian para mi es un tio muy ocurrente, y como me habia perdido los capítulos anteriores, los he buscado en publicaciones antiguas y ya me he uesto al día de sus aventuras y desventuras.

Respecto al nocturno de Chopin, que tanto ha difundido "El último pianista" te diré que me encanta, pues me gusta Chopin, y los solos de piano...Yo también lo he incluido en algunos de mis posts, sobre todo al tratar del amor y la ternura (ver en archivo de blog, 22de enero, 6 de mayo de 2007...).

Un abrazo y encantada de conectar de nuevo.

irene dijo...

Son un poquito prepotentes, en general, todos los galenos, y los psiquiatras tienen fama de estar un poco locos, que nadie se ofenda, lo digo todo generalizando, el Sr. Romero seguro que está más cuerdo, aunque le pierde el carácter.
Muy bonito el nocturno de Chopin.
Gracias por tu consejo, el blog debe ser una válvula de escape. He vuelto, ya no necesito ir al psiquiatra.
Un beso.

nomolamos dijo...

muchas veces me he sentido tentada de contestar a muchos de la misma manera, pero la cordura te hace controlarte,
ole por sebastian, que envolviendose en su locura, dice lo que piensa...
un beso sommer.

Ayshane dijo...

jejejeje creo que en el mundo hay más Sebastianes repartidos en consultas de médicos.... jejejejeje

buena historia que te hace reir un buen rato!!!!

besitos

Jeanne dijo...

Hmmmmm, un diván cómodo y si es posible tapizado en azul. Cinco minutos de abandono... ¿De que se queja señor Sebastián?

Le cambio el puesto. Le cambio el Macallan del desayuno por un café largo en vaso y con sacarina.

Y ya por pedir, le cambio a Chopin por el Adagio del Concierto para piano de Ravel en manos de Michelangeli.No puedo evitarlo. Me obsesiona. Me tiene embrujada.

Mi otro Dr. Durán también me receta pastillas....pero creo que no me las tomo...¿ o si? ....ni idea.

Laura dijo...

El pobre Sebastián está más cuerdo que muchos que andan por ahí. Saludos.

Perséfone dijo...

Jajaja vaya con sebastián, que malas pulgas tiene el buen hombre.

Por cierto, genial el hilo musical.

Un abrazo.

Armida Leticia dijo...

¡¡volviste Sebastían!! Pero no te entiendo, como es que alguién tan gruñón...puede gustar de música tan hermosa...yo te imaginarìa escuchando "reguetón"...¡Me sorprendes!

Saludos desde México.

Luna Carmesi dijo...

Muchos Sebastianes...
jejeje
menos humos necesitan... y un poquito de tila... U otra cosa!
;-)

ELECTRA dijo...

muy buena entrada,
me recuerda a mi dos dias antes de la regla, sin mi cafe matutino,y lunes despues de trasnochar,
besos

Ana Belio dijo...

Me gusta la historia de Sebastían, la verdad es que el tema de los psiquiatras da para mucho.

Un beso sommer.

SOMMER dijo...

Istharb: Sebastián es así, pero en el fondo creo que tiene buen corazón

Sheila: Eso mismo pienso yo. Supongo que un poco masoca es el muchacho.

Genín: a mi desde luego me cae la mar de bien.

Alfonso: Chopin y su nocturno bien vale cinco minutos, o cinco horas.

Lúcida: yo creo que Sebastián es perro ladrador y poco mordedor.

Dintel: tienes buen gusto. El Macallan es uno de los mayores placeres del mundo.

Cris: desde luego que le hubiese merecido la pena haberse quedado en la cama ese día, ya lo creo.

Bira: quien sabe, igual sois parientes¡¡¡¡¡¡

Cat's: creo que la gordita estaba en el sitio equivocado en el momento equivocado.

Chela: como habrás podido comprobar, Sebastián es un tipo extraño, pero que se deja querer.

Irene: me alegro por ti, bienvenida de nuevo. Y si, los galenos son un poco peculiares...

Abrazos a todos

Mario dijo...

Creo que Sebastián necesita ayuda. No lo está pasando nada bien.
Ojalá alguien le comprenda...

Un abrazo, Sommer.

Silvia dijo...

¿No dicen que la música amansa a las fieras?
Muy feroz no veo yo a Sebastián, pero está claro que al menos Chopin, le amansa.
Un beso

Jorge dijo...

No importa que no sepamos donde nació ese genio de la música, lo importante es escucharlo y más aún disfrutarlo como lo hace él. Saludos

Kalia dijo...

Seguramente Sebastian pensó eso, pero de sus labios no salieron las palabras. Seguramente Sebastian le estaba contando al doctor Durán toda su peripecia vital a través de las notas de la melodía compuesta por un espíritu exquisito. Lo que pasaba es que pocos, y probablemente el doctor Durán no estaba entre ellos, sabían escuchar el sonido del alma de Sebastian desplegada en la melodía de Chopin.

Sí, la música no solo calma a las fieras, no solo apacigua las mentes atormentadas de los que están de algún modo enajenados; también habla y cuenta sentimientos que las palabras no saben expresar.

Saludos

AAN dijo...

Es peor que House... Me encanta

Besito

Maria Cristina dijo...

incrieble el caracter de sebastian esperare mas de el

momo dijo...

Eres genial paisano.
SONRIAMOS.

Carlota dijo...

Pues un placer venir a escuchar de nuevo a Chopin... es mi compositor favorito, lo tengo puesto cada dos por tres :). Gracias por tu visita.

Almatina dijo...

Buena elección
con esta melodía
desaparece el mundo
sólo en la absorta contemplación
de la senda de su música
yo creo que con ése carácter
sería para ahorrar en anestesia.

Saludos gatunos!

lola dijo...

El amigo Sebastián es realmente de mal carácter, lo bueno es que disfruta de la buena música, bien por él.

Un saludo desde mi bello país.

Palbo dijo...

Dear,

I'm collecting numbers from various languages.

I politely ask you send me numbers from 1-10 in your language.

Thank you.Än tilt wofeni woka
weq arälemba hesta
hellasano sellä hest
demoka rwiqelso än.

Lola dijo...

Hoolaa! interesante tu blog, hoy he hecho un gran hallazgo... Seguiré leyendo y disfrutando.
Un abrazo!

hawkeye dijo...

Todo un genio!!!! Magnífica forma de relajarte!!!! Un saludo

SIB dijo...

El mundo está lleno de Doctores Durán, prepotentes porque creen saber todo sobre la mente pero la realidad es que no hay quien descubra sobre ella algo más de lo que ya sabemos...
Y dale con las madres¡¡ les da fuerte por recargarnos de culpas machaconas, seguramente es el único argumento al que pueden echar mano, y todo esto lo digo después de muchos años recorriendo divanes con mi hijo... como dicen en Andalucía... "To pa na "

Sebastian me recuerda mucho a mi hijo, no se calla ni debajo del agua y menos ante estos personajes tan impresentables.. a veces¡¡

Un beso

SOMMER dijo...

Nomolamos: todos a veces queremos ser como Sebastián, pero casi nunca nos atrevemos.

Ayshane: de eso se trata. Nunca perder la sonrisa.

Jeanne: tu propuesta parece tentadora. Lo pensaré.

Laura: pienso como tu, Sebastián está más cuerdo que yo.

Perséfone: si el muchacho buen gusto musical, está claro que tiene.

Armida Leticia: la música es así, no entiende de edades, ni de tendencias, ni de locuras. La música es así...

Luna carmesí: a mi me parece todo ternura, en serio.

Electra: tal como lo cuentas, cualquiera te invita a desayunar un lunes con regla y después de trasnochar.

Ana Belio: El Sr. Romero da para mucho, la verdad. ES todo un personae.

Mario: fíjate que a mi me parece que Sebastián, en el fondo, se lo pasa de miedo.

Silvia: que va, Sebastián es todo ternura. Es perro ladrador.

Abrazos a todos

Suel dijo...

Definitivamente me gusta Sebastián y ese punto de mala leche. Me voy pitando a leer las antradas anteriores del Sr. Romero para ponerme al día.
Un saludo.

Pedro dijo...

¿De verdad puede un psiquiatra conocer el grado de cordura o locura de una persona? Yo lo dudo. Antes habría que definir qué es la locura.
Un abrazo.

Mr. TAS dijo...

matasanos!!

Brie dijo...

El Sebastián este está fatal XD

Armida Leticia dijo...

Tengo un regalo para tí en mi blog, por favor pasa por él, en mi entrada del 14 de julio.

Saludos y un beso amistoso.

JENNY dijo...

Bueno creo que Sebastian es un poco gruñón pero con un excelente gusto musical.


Un besote y un abrazo.

nomolamos dijo...

Pasate por el blog hy algo para ti,
un beso

Patry dijo...

Gracias por tu comentario :).
Saludos!

Camille Stein dijo...

menuda terapia necesita Sebastián... menos mal que existe Chopin

me imagino si hubiera escuchado alguna música irritante, uf...

... aunque muchos terapeutas se merecen este trato tan 'cordial' :)

un abrazo